Saneamiento: objetivo de Desarrollo Sostenible

09.02.2018
El saneamiento puede definirse como la infraestructura necesaria para recibir, conducir y alejar las aguas servidas desde donde se generan, por ejemplo los hogares, hasta su punto de disposición final. La clave consiste en hacerlo de manera segura para evitar la transmisión de enfermedades y mediante un sistema ambientalmente sostenible.

En los sitios en los que no existe el saneamiento por redes, las aguas servidas deberían disponerse en un pozo impermeable y ser retiradas periódicamente por barométrica. Sin embargo, en general por temas de costos los vecinos construyen pozos permeables o caños que vierten directamente a las calles o cañadas las aguas servidas, contaminando los suelos, las capas freáticas y los cursos de agua, y generando en consecuencia problemas de salud en la población y medioambientales.

De hecho, de acuerdo a los datos de Naciones Unidas, cada año mueren en el mundo alrededor de 1.3 millones de niños menores de 5 años debido al uso de agua contaminada y al saneamiento deficiente.

El saneamiento, por tanto, es una condición necesaria para la utilización intensiva del territorio protegiendo la salud y asegurando un manejo integrado y sustentable de ciclo hidrológico urbano. Según estudios realizados y referenciados por la OMS, por cada dólar invertido en saneamiento se recuperan de 3 a 4, principalmente en salud.

EL SANEAMIENTO: OBJETIVO DE DESARROLLO SOSTENIBLE DE LA ONU

La Asamblea General de la ONU elaboró en 2015 la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, estableciendo 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible con 169 metas que abarcan las esferas económicas, social y ambiental.

El Objetivo 6 es “Garantizar la Disponibilidad de Agua y su Gestión Sostenible y el Saneamiento para Todos”, y dentro de sus metas se destaca: “... Para 2030 lograr el acceso equitativo a servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y las personas en situaciones vulnerables...”.

Este es un desafío difícil de alcanzar, considerando que en 2015 la población mundial ascendía a 7.349 millones de personas, de las cuales el 9% (663 millones) carecía de un servicio de agua potable y el 32% (2.400 millones) no contaba con saneamiento mejorado.

PEQUEÑA HISTORIA DEL SANEAMIENTO EN MONTEVIDEO

Montevideo fue la primera ciudad de América del Sur que contó con una red de saneamiento, que se remonta a mediados del siglo XIX. En la primera mitad del siglo XX se dio una expansión rápida y planificada de este servicio, que tuvo una pausa entre 1950 y 1970 por la crisis.

La política de Saneamiento tuvo un fuerte impulso nuevamente en la década de 1980, cuando se empezó a ejecutar un plan para la ciudad con financiamiento parcial del BID. En la actualidad, está aprobada una línea de crédito que permitirá extender aún más el saneamiento en la zona urbana de Montevideo.

EL SANEAMIENTO DE MONTEVIDEO EN NÚMEROS

La población saneada asciende a 1.130.000 personas en Montevideo, un 91% de los habitantes del área urbana. El número se traduce al 93% de las viviendas de la zona urbana saneadas. El área saneada es de 154 km2 y existen 2930 km de redes de saneamiento en la ciudad.

Compartir esta página
Asistente Virtual
X
Clara