Campaña Marzo Mes de las Mujeres

12.09.2017
Marzo Mes de las Mujeres es una oportunidad de repensar si cotidianamente somos constructores/as y reproductores/as de igualdad o de desigualdad, y cómo podemos contribuir en la construcción de la igualdad de género en nuestra sociedad.

Marzo Mes de las Mujeres es una oportunidad de repensar si en las tareas y prácticas en los ámbitos donde nos insertamos cotidianamente somos constructores/as de igualdad o reproductores de desigualdad. ¿Cómo lo hacemos?

Los estudios realizados en las últimas décadas muestran que en Uruguay las mujeres son más pobres que los hombres, tienen más dificultades para conseguir un trabajo formal, menos chances de tener justicia salarial, cuidan más a las personas dependientes, limpian más sus casas y las de otros/as, tienen menos tiempo para el esparcimiento, el disfrute y la creación, tienen menos oportunidades de ser elegidas en cargos de representación política, son menos visibles en el arte y la cultura y, además, tienen más posibilidades de ser asesinadas por un hombre de su familia y de ser blanco de acoso y violencia en los espacios públicos. Estas desigualdades condicionan a hombres y mujeres en la libertad de pensar la forma de vivir de la manera que les haga más felices.

Las niñas cuidan a las muñecas, limpian, cocinan y van de rosado, mientras que los niños corren, juegan a la pelota y a los superhéroes ¿Qué pasa cuando se salen de esos roles? Se pone en cuestión el sexo, el género y la orientación sexual, tres categorías distintas. Niños fuertes y niñas indefensas son enseñanzas peligrosas que fomentan la propagación de la violencia hacia las mujeres. No enseñar a pegar y enseñar a cuidar el cuerpo, el propio y el de los/as demás son las verdaderas formas de prevenir.

Estos estereotipos construidos, en que las mujeres y los hombres asumen responsabilidades y roles diferentes, no contemplan gustos y deseos de todas las personas, no contemplan –en definitiva– los caminos que elegimos para hacer de los sueños un hecho.

En ello, los/as adultos/as tenemos una gran tarea por delante para lograr el cambio social: pensar y repensar cuándo y cómo somos reproductores/as de desigualdad es el primer paso para ser verdaderos/as agentes de cambio. Educar niños y niñas felices, libres de las presiones de los estereotipos es una verdadera forma de trabajar para la igualdad y de hacer del mundo un mejor lugar para las mujeres y también para los hombres.

Esta tarea, para la Intendencia de Montevideo, desde hace 25 años es un verdadero compromiso de equipo. Las y los invitamos a sumarse y ser parte de Marzo Mes de las Mujeres porque #LaIgualdadSeAprende

Patricia González Viñoly
Directora
División Asesoría para la Igualdad de Género
Intendencia de Montevideo

Dependencia responsable: 
SORIANO 1426, piso 2
1950 8670 y 1950 8671
igualdad.genero@imm.gub.uy
Lunes a viernes de 10:15 a 15:45 horas
Compartir esta página