Ciudad Educadora

10.12.2014
 
Ciudad Educadora
 
 
Ciudad Educadora_2
 
 
Ciudad Educadora_3
 
 
Ciudad Educadora_4
 
 
Ciudad Educadora_5
 
 
Ciudad Educadora_6
 
 
Ciudad Educadora_7
 
 
Ciudad Educadora_8
 
 
Ciudad Educadora_9
 
 
Ciudad Educadora_10
 
Hoy, más que nunca, la ciudad, grande o pequeña, dispone de incontables posibilidades educadoras, pero también pueden incidir en ella fuerzas e inercias "deseducadoras". De una forma u otra, la ciudad presenta elementos importantes para una formación integral: es un sistema complejo y a la vez un agente educativo permanente, plural y poliédrico, capaz de contrarrestar los factores "deseducativos".
  • Desde noviembre de 1998, Montevideo integra la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras (AICE) con sede central en Barcelona, España,  y para América Latina en Rosario, Argentina.
  • El proyecto Ciudad Educadora tiene como finalidad primordial la construcción de ciudadanía, fortaleciendo la autonomía y la solidaridad entre todos y todas, apostando a convivir con las diferencias y aprendiendo a solucionar pacíficamente los conflictos.
  • Éste es un proceso continuo y dinámico de aprendizaje, de construcción y de crítica, en el cual los seres humanos crean y recrean la cultura, y ésta los produce y reproduce.
  • Es una propuesta en continua construcción, una historia que se va recorriendo, al tiempo que permite identificar el camino por el cual se habrá de transitar. Una utopía a la que vale la pena apostar; es, también, la posibilidad de materializar las ideas y propuestas de los estamentos que conforman el tejido social de la ciudad a través de la transversalización y coordinación de las políticas públicas departamentales. Se trata en síntesis, de un proyecto para construir ciudadanía y democracia y de esta manera construir ciudad para más y mejores ciudadanos.
  • La ciudad no es sólo un fenómeno urbanístico; está constituida por las sinergias que se producen entre las instituciones y los espacios culturales, que nos brindan la posibilidad de aprender en la ciudad entre la producción de mensajes y significados, que nos permiten –al mismo tiempo– aprender de la ciudad y también de su pasado y su presente muchas veces desconocido.
  • "La ciudad será educadora cuando reconozca, ejercite y desarrolle, además de sus funciones tradicionales económica, social, política y de prestación de servicios, una función educadora, cuando asuma la intencionalidad y responsabilidad cuyo objetivo sea la formación, promoción y desarrollo de todos sus habitantes, empezando por los niños y los jóvenes". (Declaración de Barcelona ciudades educadoras 1994).
  • Las ciudades con representación en el I Congreso Internacional de Ciudades Educadoras, celebrado en Barcelona en 1990, recogieron en la Carta inicial los principios básicos para el impulso educativo de la ciudad. Partían del convencimiento de que el desarrollo de sus habitantes no puede dejarse al azar.  La Carta fue revisada en el III Congreso Internacional (Bolonia, 1994) y en el VIII Congreso (Génova, 2004) para adaptar sus planteamientos a los nuevos retos y necesidades sociales.
  • La presente Carta se fundamenta en la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948); en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966); en la Convención sobre los Derechos de la Infancia (1989); en la Declaración Mundial sobre Educación para todos (1990), y en la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural (2001).
Descargas: 
Compartir esta página