Plan de emergencia departamental - lineamientos generales

16.11.2017
En la mayoría de los casos, los desastres naturales o los provocados por la acción del hombre, suceden en forma inesperada, ocasionando grandes pérdidas de vidas humanas y materiales.

Nuestro país no ha sido afectado en sus años de historia por grandes desastres naturales, con algunas excepciones que aún permanecen en la memoria colectiva (inundaciones del año 1959 o temporal del 23 de agosto del 2005). Esto ha generado una cultura de la respuesta ante el evento, más que la de la prevención. Se hace imperativo el desarrollo y puesta en práctica de un Plan de Emergencia para el Departamento de Montevideo. El mismo permitirá la integración y coordinación de Ihaz Instituciones involucradas en el antes, el durante y el después del evento adverso, evitando así la superposición de tareas. La Intendencia Municipal de Montevideo es el gobierno local con responsabilidad en el tema; por tanto, le cabe la responsabilidad d dirigir y coordinar todas las acciones en materia de emergencia. Esta planificación tomará la experiencia recogida en talleres, conferencias, encuentros, reuniones etc., incrementados a partir del año 2004.

Generalidades

Descripción del Departamento de Montevideo

  1. Ubicación geográfica
    1. La capital del Uruguay está situada a orillas del Río de la Plata, a 34.75º de Latitud Sur y 56.2º de Longitud Oeste.
  2. Superficie
    1. Posee una superficie de 525 kilómetros cuadrados.
      Aproximadamente 60% es área rural y el restante 40% área urbanizada o potencialmente urbanizable.
  3. Población
    1. La población es de 1.330.405 habitantes.
  4. Clima
    1. Uruguay es un país de clima templado, con situación marítima.
      Con ausencia de fríos y calores extremos. Su temperatura media anual varía en torno a los 17º. La media en invierno es de 11º a 23º durante el verano.
      Vientos predominantes: del sector norte, húmedo y caluroso; y del sector sudoeste (pampero), frío y seco.
  5. Esperanza de vida, mortalidad, alimentación.
    1. Esperanza de vida al nacer: 76 años (2005)
      1. Hombres: 73 años (2005)
      2. Mujeres: 79 años (2005)
    2. Mortalidad materna: 26 cada 100.000 nacidos vivos
    3. Mortalidad infantil: 12 por 1.000 nacidos vivos
    4. Mortalidad de menores de 5 años: 17 por 1.000
    5. Consumo de calorías diarias: 2.862 per cápita
    6. 370 médicos cada 100.000 personas
    7. Agua potable: 98 %

Antecedentes

Montevideo es la capital más joven de América Latina, fue fundada entre los años 1724 y 1730 por el Gobernador de Buenos Aires, Don Bruno Mauricio de Zabala.

Es la capital más austral de América, como puerta del Río de la Plata y acceso a los ríos interiores Uruguay, Paraná y Paraguay, se consolidó como bastión militar en la frontera en disputa entre España y Portugal.

La ciudad de San Felipe y Santiago de Montevideo, tal como la llamó el Gobernador Zabala fue poblada por habitantes de las Islas Canarias que se sumaron a otras familias venidas desde Buenos Aires, su diseño original fue el de la típica ciudad colonial en forma de damero y rodeada de murallas.

Por su riqueza ganadera y su inmejorable situación geográfica, creció como ciudad-puerto hasta convertirse en la capital de la República Oriental del Uruguay.

Es una metrópolis contemporánea que aglutina una alta proporción de la actividad económica, el intercambio comercial y los servicios, la banca y el turismo en el país. Posee el mejor puerto natural del sur de América.

Dentro del área amanzanada de Montevideo hay 2.600 hectáreas de espacios verdes, de las cuales 900 están cedidas a instituciones que brindan servicios a la comunidad. Más de 150.000 árboles pueblan las calles y avenidas, por las que circulan más de 300.000 vehículos.

Montevideo es una ciudad con niveles de calidad ambiental aceptables, con focos de contaminación controlables y con una población que tiene un alto nivel educativo y cultural. Es la sede de los tres poderes del Estado y de las empresas públicas.

En lo atinente a las emergencias departamentales Montevideo ha sido afortunada en comparación de otras ciudades de nuestro continente, pues las mismas siempre han sido inundaciones de corta duración o tornados de poca intensidad y localizados.

Antecedentes de fenómenos adversos

El último temporal ocurrido en el Departamento, fue el del 23 de agosto del 2005, con vientos arrachados que superaron los 180 Km./h, afectando toda la faja costera de la República (Montevideo, Canelones, Maldonado y Rocha), el mismo provocó abundantes caídas de árboles y voladuras de techos livianos, afectando a la población más carenciada y vulnerable de nuestro departamento. La estimación de los daños fue la siguiente:

  1. Alumbrado
    1. 2 árboles sobre columnas.
    2. 56 árboles sobre cables.
    3. 22 árboles por caer.
    4. 379 cables caídos.
    5. 46 columnas caídas.
    6. Destrozos varios totalizando la cifra de 532.
  2. Vialidad
    1. 768 m2 de caminería dañada en el Jardín Zoológico “Villa Dolores”.
    2. Daños por socavación de muro de contención en Rambla.
    3. Daños en instalación del Servicio de Mantenimiento Vial.
  3. Ornato público
    1. 1.900 árboles caídos en la vía pública.
    2. 700 ramas importantes caídas en la vía pública.
    3. Se estima en más de 2.000 los árboles dañados en los parques.
  4. Reguladores del tránsito
    1. 466 semáforos con roturas de diferente índole.
  5. Viviendas
    1. 1.000 viviendas precarias afectadas.
    2. 140 viviendas precarias con pérdida total.
  6. Evacuados
    1. 280 personas alojadas a las que se les brindó alimentación.
    2. 300 personas que sin ser evacuados, también recibieron alimentación porque sufrieron la pérdida de los merenderos. Se les brindó alimentación a través de la coordinación con el Instituto Nacional de Alimentación que proporcionó los víveres y la División de Ejército I que cocinó durante todo el tiempo que permanecieron alojados. En total se proporcionaron 12.070 viandas.

Marco conceptual y normativo de actuación

Marco Jurídico de actuación

El Sistema Nacional de Emergencias fue creado por el Decreto del Poder Ejecutivo 103/995 del 24/2/1995 y el Decreto modificativo 371/995 del 2/10/1995.

El 25 de octubre del 2009 se promulga y entra en vigor la Ley N° 18.621, por la que se crea el Sistema Nacional de Emergencias como un sistema público de carácter permanente. Con esta nueva Ley, cambia sustancialmente el concepto y alcance del Sistema, generando una nueva visión mucho más amplia y de carácter proactiva, donde no solo se atiende la emergencia como era en los anteriores decretos.

Con la Ley se busca ir a lo que otros países han logrado que es, la Gestión Integral de los Riesgos que se generan tanto en el ámbito del Gobierno Nacional como Departamental.

En ella se establece la obligación a los llamados Subsistemas Locales, de coordinación, prevención, mitigación, rehabilitación y recuperación (Artículo 11 y Artículo 12).

El Sistema Nacional de Emergencias, había procurado dar un mayor protagonismo a las autoridades locales más allá de lo que establecían los Decretos, dándole a los Intendentes o a quién ellos designen, la presidencia de los Comités Departamentales de Emergencias, la reciente Ley establece en su artículo12 que el Intendente o quién el designe ejercerán la Presidencia del Comité Departamental de Emergencia.

Por resolución municipal N° 5694/04 del 24 de noviembre del 2004 el Intendente Municipal de aquella época hacia mención a la creación de un Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed), que en los hechos comenzó a funcionar en setiembre del año 2006 en la ciudad de Montevideo. La Ley 18.621 crea en su artículo14 los Centro Coordinadores de Emergencias Departamentales y en el artículo 15 se establecen sus cometidos.

Los Cecoed son los ámbitos de coordinación, responsables de desarrollar mapas de riegos, planes, programas departamentales, recibir, sistematizar y transmitir toda la información necesaria para la identificación de fenómenos que puedan generar un riesgo para el Departamento y hacer su seguimiento, para determinar la activación operativa del Comité Departamental de Emergencias. También deberá organizar reuniones periódicas y de manera extraordinaria en situaciones de emergencia, las que serán convocadas por el Intendente Municipal o el funcionario respectivo designado por el mismo.

Deberá desarrollar actividades de capacitación y formación a nivel departamental en coordinación con la Dirección Nacional de Emergencias, la Comisión Asesora Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención a Desastres, y los Comités Departamentales de Emergencias.

Organización

  1. Estructura Organizativa
    1. Sistema Nacional de Emergencias
      La Organización del Sistema Nacional de Emergencias es establecida por la Ley 18.621 del 25 de octubre del 2009, que disponen la creación de un sistema público de carácter permanente siendo sus integrantes los siguientes:
      SISTEMA NACIONAL DE EMERGENCIAS
      PODER EJECUTIVO
      DIRECCION NACIONAL DE EMERGENCIAS
      COMISION ASESORA NACIONAL PARA REDUCCION
      DE RIESGO Y ATENCION DE DESASTRES
      MINISTERIOS ENTES AUTONOMOS Y SERVICIOS
      DESCENTRALIZADOS
      COMITES DEPARTAMENTALES DE EMERGENCIAS
       
    2. Comité Departamental de Emergencia
      En el ámbito del Departamento de Montevideo funcionará un Comité Departamental de Emergencia, que tendrá a cargo la supervisión última del presente plan, su puesta en práctica, difusión, ejercicios de simulacro, evaluación de los mismos, así como los ajustes que se requiera para su optimización.
      Deberá establecer las políticas, estrategias, normas, planes y programas departamentales sobre reducción de riesgos y manejo de emergencias y desastres, formulados por la respectiva intendencia (art.13 inc. a).
      Integración:
      • Presidente: Intendente Municipal de Montevideo
      • Integrantes: Jefe de Policía de Montevideo
      • Jefe Departamental de la Dirección Nacional de Bomberos
      • Representante del Ministerio de Defensa Nacional
      • Representante del Ministerio de Desarrollo Social
      • Representante del Ministerio de Salud Pública
      • Representantes de los Entes Autónomos y Servicios Descentralizados que fueran convocados por el Presidente del Comité

        El Comité Departamental de emergencia operará mediante un Centro Coordinador de Emergencia Departamental, con funciones de monitoreo de carácter permanente.
         
    3. Centro Coordinador de Emergencia Departamental (CE.CO.E.D.)
      Integración permanente del CE.CO.E.D.:
    • Un titular o alterno de la Intendencia Municipal de Montevideo, que coordinará dicho Centro.
    • Un titular o alterno por el Ejercito Nacional
    • Un titular o alterno por la Dirección Nacional de Policía Caminera
    • Un titular o alterno por el Ministerio de Salud Pública
    • Un titular o alterno por la Armada Nacional
    • Un titular o alterno por la Fuerza Aérea Uruguaya
    • Un titular o alterno por la Jefatura de Policía de Montevideo
    • Un titular o alterno por la Dirección Nacional de Bomberos
    • Un titular o alterno por el Instituto Nacional de Alimentación
    • Un titular o alterno del Ministerio de Desarrollo Social

      Si la emergencia lo amerita se podrá convocar a otras instituciones, tanto públicas como privadas, así como también a organizaciones no gubernamentales
  • OSE
  • UTE
  • ANCAP
  • ANTEL
  • MTOP
  • Instituciones privadas (laboratorios, industria)
  • Sociedad civil (ONG's, CCZ, etc.)

Funciones y Responsabilidades del CE.CO.E.D.

  • Como órgano operativo del Comité Departamental de Emergencia, el CE.CO.E.D. tendrá como función específica la coordinación entre las Instituciones, para la prevención, mitigación, atención de desastres y rehabilitación que correspondan al Sistema Nacional de Emergencias.
  • Funcionará en un local adecuado a tal fin, equipado con la tecnología necesaria que le permita recibir, sistematizar y transmitir al CDE y a la DNE del SNE la información para identificar los fenómenos que pudieran generar un riesgo para los habitantes y bienes de la ciudad que pudieran transformarse en una emergencia.
  • Dispondrá de personal idóneo, para su funcionamiento en forma permanente, las 24 horas del día y los 365 días del año, contando para ello con un Coordinador y un alterno, además del personal operativo necesario, que le permita cumplir con la misión establecida.
  • Realizará el análisis de todos los riesgos a que se encuentran expuestos los ciudadanos del Departamento y la ubicación geográfica de los mismos.
  • Elaborará en base a los datos colectados, mapas de riesgos del Departamento.
  • Detectará zonas de seguridad y sus capacidades, para el alojamiento de las poblaciones que deberán ser desplazadas en caso de evacuación. - Confeccionará un mapa de las zonas de seguridad.
  • Redactará protocolos de acción para los distintos niveles de alerta.
  • Dependiendo de la naturaleza del evento y del nivel de alerta, el Coordinador podrá decidir la convocatoria parcial o total de los integrantes del Centro.
  • El Coordinador del CE.CO.E.D establecerá periódicamente, reuniones de trabajo con los integrantes permanentes del Centro.
  • El CE.CO.E.D. tendrá la responsabilidad de la permanente actualización de los procedimientos administrativos que componen el Plan de emergencia Departamental, a luz de las nuevas experiencias adquiridas.
  • En caso de Emergencia Departamental, en ausencia del Coordinador, siempre habrá un integrante permanente del CE.CO.E.D. supervisando las acciones de operaciones y monitoreo.
  • El CE.CO.E.D. se activará y se desactivará mediante orden emanada del Comité Departamental de Emergencia. - Desactivado el CE.CO.E.D., los integrantes permanentes evaluarán las acciones llevadas a cabo  en razón de la emergencia ocurrida, produciendo informe al Comité Departamental de Emergencia con las recomendaciones que entiendan necesarias.

Amenazas y Vulnerabilidades

  1. Identificación de amenazas
    Para poder dar una correcta respuesta a nuestros objetivos es imprescindible lograr una detallada definición de las posibles amenazas que sobre los habitantes de Montevideo se ciernen, y puedan llegar a concretar un siniestro.
    Debemos diferenciar su identificación entre:
    1. naturales
      1. Inundaciones
      2. Derrumbe de Edificaciones
      3. Temporales o tornados.
      4. Cambio climático brusco (olas de frío o calor extremo)
    2. antrópicas (generadas por el ser humano).
      1. Accidentes vehiculares de grandes proporciones
      2. Incendios de magnitudes trascendentes
      3. Explosiones
      4. Contaminación por fugas, derrames o radiación de materiales peligrosos
      5. Epidemias
      6. Accidente aéreo en aeropuerto o en plena ciudad
      7. Fallas de distribución de suministros fundamentales
      8. Accidentes en aglomeraciones multitudinarias de público en lugares abiertos o cerrados
      9. Accidente de buque de pasajeros
      10. Atentado terrorista
  2. Ubicación de Amenazas
    Dentro del análisis de las posibles amenazas es fundamental el conocimiento cabal de ellas y para eso es prioritario el poder determinar geográficamente las zonas vulnerables del Departamento.
    En ese contexto:
    • Realizar un relevamiento pormenorizado de locales que trabajan o acopian sustancias tóxicas, explosivas, corrosivas, infecciosas, radiactivas y de oxidación violenta. Con los datos relevados se realizará un mapa de riesgo del Departamento donde se señalizará las características del material y la zona que podría verse afectada de concretarse la amenaza.
    • Realizar un relevamiento de las zonas seguras próximas a las zonas de riesgo, que permitan un rápido realojo de las poblaciones afectadas.
    • Confeccionar un mapa de zonas seguras, donde constará un listado de los albergues que se destinarán para ello. Los mismos podrán ser locales públicos o privados con capacidad locativa apropiada para la emergencia.

PLAN OPERATIVO PARA ATENDER EMERGENCIAS

ALCANCE

  1. El Plan de Emergencias debe contener un Plan Operativo que detalle las acciones a ejecutar en las diferentes amenazas, las que se verán complementadas en una continua evaluación, a efectos de ampliarlas o modificarlas si fuera el caso.
  2. Dada la imperiosa necesidad de mantener un adecuado flujo de comunicaciones, que será base del Comando y Control, se tratarán los enlaces en los Anexos a este documento.
  3. Los Protocolos o Procedimientos Operativos deben ser tratados para cada amenaza, y requieren un compromiso de las Instituciones participantes en sus aspectos medulares; coordinación, ejecución y supervisación.
  4. Luego de la puesta en práctica de los Protocolos, ya sea para ensayo o en situaciones reales, se analizarán las acciones en un documento “Reunión después de la Acción” que reincorporará a este Documento.

MISION GENERAL

  1. Mantener a través del Centro Coordinador de Emergencias la atención de las amenazas a la que está sometido el Departamento, integrando las Instituciones involucradas.
  2. En condiciones de informar al Comité Departamental de Emergencias de las previsiones, atención de amenazas y tareas después a la acción que se adopten al respecto.

EJECUCIÓN

  1. Niveles de Alerta
    1. Nivel Verde. (Análisis de la información y monitoreo) Se ha identificado un posible factor de inseguridad, que en caso de variar cualquier factor que condiciona la estabilidad, podría devenir en un evento que afecte los intereses a resguardar (humanos o materiales).
    2. Nivel Amarillo. (Actuación) Se ha detectado que un evento adverso ha comenzado a desarrollarse, y está siendo atendido por una o más Instituciones competentes, el mismo tiende a magnificarse.
    3. Nivel Rojo. (Actuación integral) Se continúa desarrollando el evento o surge súbitamente y sobrepasa las capacidades de las Instituciones para atenderlo en forma aislada.
  2. Procedimiento de Respuesta de cada Institución.
    1. Cada Institución elaborará sus Planes Operativos que contarán con la debida coordinación y definición de responsabilidades.
  3. Evaluación, revisión y actualización del Plan.
    1. El Plan debe ser evaluado por medio de ejercicios y simulacros, incluyendo ejercicios de mesa en donde se ensayarán el flujo de comunicaciones y las coordinaciones correspondientes.
    2. De la aplicación por ejercicios o puesta en práctica real, se confeccionarán las revisiones después de la acción que mantendrán actualizado el Plan, tanto en lo operativo como en la identificación y valoración de las amenazas.

COMANDO Y CONTROL

  1. Puesto de Mando Operativo (PMO) Ante la alerta en Nivel AMARILLO se constituirá el CeCoED en el Puesto de Mando Operativo, hasta la finalización de la misma. Tendrá a su cargo las comunicaciones con la Prensa y la información a los familiares de los damnificados.
  2. En caso de ser convocado el Comité Departamental de Emergencias, tomará a su cargo las acciones futuras.
  3. Puesto de Mando Directo(PMD) Será constituido en las proximidades del evento, y estará a cargo del representante de la Institución que atiende la emergencia. En toda circunstancia debe ajustarse a los Protocolos y mantenerse en comunicación permanente con el PMO, al cual mantendrá informado de la situación.

PRIORIDADES DEL COMITÉ DEPARTAMENTAL DE MONTEVIDEO

ELABORADOS EN EL TALLER INTERINSTITUCIONAL ORGANIZADO POR EL SISTEMA NACIONAL DE EMERGENCIA EN OCTUBRE DEL 2004.

  1. Puesta en funcionamiento en forma efectiva del Comité Departamental con sus miembros permanentes ya definidos y eventuales de acuerdo a la normativa vigente.
  2. Dentro del Comité Departamental que existe una Comisión Operativa de Coordinación que funcione en forma permanente con cometidos específicos a saber:
    • Detección de necesidades.
    • Estudio de riesgos.
    • Elaboración de planes operativos de acuerdo a los riesgos detectados.
    • Existirá la elaboración de un plan general que involucre el antes, el durante y el después de un desastre y planes de contingencia por eventos específicos.
    • Capacitar a los actores y/o Organismos sobre el plan elaborado.
    • Fortalecimiento de las áreas involucradas (sean o no integrantes del Comité) en las vulnerabilidades detectadas.
Descargas: 
Dependencia responsable: 
QUIJOTE 2526
2487 6877 y 1950 1607
cecoed@imm.gub.uy
Compartir esta página
Asistente Virtual
X
Clara