24.10.2012 | Actualización: 25.10.2012
Obras

Intendenta inauguró escultura Greetingman

La intendenta Ana Olivera participó de la inauguración de la escultura Greetingman en la plaza República de Corea, ubicada frente a la playa del Buceo.

Se trata de una obra donada por el artista coreano Young – ho Yoo a la ciudad de Montevideo. La escultura, de seis metros de altura, es una figura humana en actitud de saludo. El artista representa de esta manera la concordia y la paz entre las diferentes culturas.

En la ceremonia se hicieron presentes autoridades nacionales y departamentales. Junto a la intendenta de Montevideo estuvieron el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, y el subsecretario de Transporte y Obras Públicas, Pablo Genta. También participaron varios directores de la Intendencia, ediles departamentales y concejales y concejalas de la zona.

También se contó con la participación del embajador en Uruguay de la República de Corea quien estuvo acompañado por ciudadanos coreanos y la actuación de un grupo de jóvenes de ese país que interpretaron ritmos tradicionales de la música coreana ejecutados con sus instrumentos típicos. En el acto se hizo presente el autor de la obra, Young – ho Yoo.

La intendenta Ana Olivera destacó que “con la instalación de la obra, culmina un largo proceso, que comenzó cuando la embajadora uruguaya en Seul envió el proyecto que había recibido. A esa altura, el autor ya había logrado financiar la obra en Corea vendiendo mil pequeñas réplicas. Luego se hizo oficial la donación de la República de Corea, que además se hizo cargo de los costos de traslado e instalación en Uruguay. Posteriormente, la Intendencia buscó un lugar y se procesaron todas las autorizaciones correspondientes. Aquí hay una obra que se nutrió de muchos esfuerzos mancomunados entre ambos gobiernos”, resaltó.

Ana Olivera destacó que la imagen expresa “algo más que un saludo, es que nos quieren honrar, que nos desean paz, ese saludo tiene muchos significados en sí mismo”.

Por último, la intendenta expresó el deseo de que “el pueblo uruguayo sepa honrar a quienes nos han honrado con este regalo”.

La ciudad de Montevideo es la primera en la que se instala una obra titulada Greetingman, que luego tendrá continuidad ya que el autor se plantea instalar otras en diferentes países del mundo.

La elección de Uruguay se hizo porque Corea y Uruguay, así como Seul y Montevideo, se encuentran en las antípodas geográficas en el globo terráqueo.

Compartir esta página
Asistente Virtual
X
Clara