11.10.2017
Todas y todos comprometidos

Encontrarse para seguir avanzando

  Autor: Intendencia de Montevideo / Artigas Pessio
Programa de voluntariado en Comuna Mujer
Programa de voluntariado en Comuna Mujer  
  Autor: Intendencia de Montevideo / Artigas Pessio
Programa de voluntariado en Comuna Mujer
Programa de voluntariado en Comuna Mujer  
  Autor: Intendencia de Montevideo / Artigas Pessio
Programa de voluntariado en Comuna Mujer
Programa de voluntariado en Comuna Mujer  
  Autor: Intendencia de Montevideo / Artigas Pessio
Programa de voluntariado en Comuna Mujer
Programa de voluntariado en Comuna Mujer  
Realizamos una instancia de encuentro y evaluación de nuestro programa de Voluntariado llevado adelante en las ComunaMujer, junto con sus participantes.

El encuentro contó con la participación de siete voluntarias que trabajan en la coordinación de los espacios llamados rincones infantiles, en apoyo a la tarea de los técnicos y grupos de mujeres que gestionan las comunas.

El objetivo fue generar un espacio de intercambio y hacer una primera evaluación de la experiencia piloto de nuestro programa de Voluntariado, que se desarrolla desde hace dos meses en las Comunas Mujer 8 (Carrasco Norte) y 10 (Piedras Blancas).

Los rincones infantiles son espacios que surgieron para dar respuesta a la situación de muchas mujeres en situación de violencia doméstica, que concurren al servicio de atención psicosocial y jurídico de las Comuna Mujer, y deben ir con sus hijas e hijos pequeños por no contar con una alternativa el día y hora de la consulta.

Para potenciar el aprovechamiento de esos espacios, se convocó a voluntarias y voluntarios a concurrir semanalmente y organizar actividades de recreación y entretenimiento con las niñas y los niños mientras las mujeres están en el espacio de atención.

Para esta tarea, voluntarias y voluntarios se inscribieron al llamado realizado desde nuestro Programa Montevideo Voluntario.

Luego asistieron a dos instancias de formación: en la primera se trabajaron las temáticas de género, violencia y funcionamiento del servicio que se brinda en las Comuna Mujer mientras que en la segunda se trabajó el concepto de infancia, derechos de niñas y niños, primera infancia y herramientas lúdicas para el trabajo a realizar.

Estas capacitaciones las brindaron técnicos de nuestras Asesoría para la Igualdad de Género y Secretaría de Infancia, Adolescencia y Juventud, junto con las mujeres que gestionan las comunas.

A partir de las instancias de capacitación, un equipo de siete voluntarias se dividió entre las dos comunas, para asistir dos veces por semana y atender estos espacios con actividades recreativas para niñas y niños. 

La coordinadora de Montevideo Voluntario, Cynthia Pérez, dijo que se trata de “una actividad de alto grado de compromiso y de un fuerte impacto para la comunidad y el programa ComunaMujer”.

Agregó que este apoyo de voluntarias y voluntarios cubre una necesidad, ya que “muchas veces era un obstáculo para las mujeres que se atienden en el servicio tener que ir con sus hijos”.

Por último, Pérez explicó que el encuentro se realizó con el objetivo de evaluar el camino recorrido, tanto “las cosas que han salido bien como las que hay mejorar en cada comuna", así como para "renovar el compromiso de acá a fin de año y para que el que viene, que ojalá puedan sumarse más voluntarias y voluntarios, además de comunas”.

COMPROMETIDAS

Teresa, de 61 años, es docente jubilada e integrante del programa de voluntariado departamental.

El año pasado ya había participado de una experiencia y en 2017 decidió volver a incorporarse a alguna propuesta relacionada con la infancia, dentro de las cuales se encontraban los rincones infantiles de la ComunaMujer.

“Me interesa el tema de la violencia doméstica y este tipo de espacios en los barrios, donde las mujeres puedan ser escuchadas, y trabajar con niñas y niños que necesitan ayuda puntual”, mencionó.

Con respecto a la respuesta de las mujeres, expresó que “se van acostumbrando a que cuentan con ese espacio y que pueden venir con sus hijas e hijos”.

Por su parte, Leticia tiene 45 años y es su primera experiencia de voluntariado.

“Me gusta trabajar y estar con niños, además el tema de la violencia doméstica es algo que llega”, aseguró.

En relación con la respuesta de niñas y niños, dijo: “Al principio están muy reticentes, pero después se sienten más cómodos y entran en confianza; sentís que los niños te están devolviendo algo”.

Aseguró que estar con niñas y niños, “acompañarlos y jugar, mientras su madre es asesorada, es muy gratificante”.

Compartir esta página