Última actualización: 24.08.2009 - 10:42
Actualmente Montevideo cuenta con 30 parques, que abarcan un total de 1.500 hectáreas. Estos pueden agruparse en dos grandes grupos: los grandes parques (superficies superiores a 40 hectáreas) y los parques menores a esta superficie.

Parque Rodó

A fines del siglo XIX la ciudad comienza su período de dotación de parques al espacio urbano. Para su proyección, se tomó en cuenta el público al cual iban destinados los espacios verdes a diseñar: niños, jóvenes, adultos, campamentistas, deportistas, entre otros.

De esta forma, además, los parques pueden cumplir diferentes funciones: recreación, contemplación, deportes, educación o camping. Actualmente Montevideo cuenta con 30 parques, que abarcan un total de 1.500 hectáreas. Estos pueden agruparse en dos grandes grupos: los grandes parques (superficies superiores a 40 hectáreas) y los parques menores a esta superficie.

Los grandes parques de Montevideo son los siguientes:

  • Parque José Batlle y Ordoñez (52 hectáreas)
  • Parque José Enrique Rodó (40 hectáreas)
  • Parque de las Instrucciones del Año XIII (44 hectáreas)
  • Parque El Prado (106 hectáreas)
  • Parque Vaz Ferreira (102 hectáreas)
  • Parque Lecocq (271 hectáreas)
  • Parque Punta Espinillo (149 hectáreas)
  • Parque Rivera (65 hectáreas)

Montevideo posee 650 plazas y plazuelas cubriendo 600 hectáreas, incluyendo 240 rincones infantiles equipados con 900 juegos.

El verde

El verde de una ciudad no es sólo el conjunto de la flora que existe en ella. No obstante, los árboles, los arbustos, el césped, las plantas herbáceas naturales o espontáneas, constituyen el componente principal de la estructura verde urbana. La expresión más importante del verde montevideano son sus parques y el arbolado de las calles, al que se suman las plazas y plazuelas e incluso, en su función ambiental, el verde vinculado a los edificios y a la residencia privada.

El verde constituye en el mundo actual un punto clave del ordenamiento de cualquier ciudad y se manifiesta como uno de los más importantes integradores del sistema de espacios exteriores públicos y contribuye a forjar la imagen, identidad y calidad de la ciudad.

El verde cumple en el territorio, y muy especialmente en los espacios urbanizados, diversas funciones. Dentro de ellas se destacan las funciones ambientales, que refieren al papel biológico del vegetal como parte de una estructura en los parques, arbolado público y plazas.

Sus principales funciones, además de las de ornamentación, tienen que ver con la capacidad de liberación de oxígeno, la emisión de grandes cantidades de agua en forma de vapor, la proyección de sombra (que regula la temperatura) y la capacidad de los follajes de actuar como “barrera” para ruidos, vientos y fijación de polvo residual.

Pero también el verde tiene efectos psico-sociales muy importantes, referentes al papel que tienen los parques y espacios verdes en el relacionamiento social. El contacto que se genera en los espacios verdes permite dinámicas diferentes a las que tradicionalmente se vive en una calle cualquiera. Permite recrearse, esparcirse, y de alguna manera liberarse de las presiones de la dinámica cotidiana.

La capacidad de redefinir los espacios urbanos, y generar estímulos perceptivos (con olores, colores, etc.) genera la posibilidad de crear y diseñar, en base a estos espacios, diferentes calidades de paisaje.

El arbolado

La ciudad cuenta con unos 210.000 ejemplares de árboles, ubicados mayormente en aceras de calles, avenidas y bulevares. A esto deben sumarse otros 200.000 árboles ubicados en plazas y parques. Esta da una relación persona-árbol de 3 a 1, por lo que Montevideo es la ciudad con más áreas verdes de América Latina, donde la mitad de su zona urbana está ocupada por verde.

Este número está compuesto por diversas especies y en diferentes proporciones. El paraíso (Melia azedarach) y los fresnos (Fraxinus) son los tipos de árboles que más abundan en nuestra ciudad –representan un 46% del total de árboles existentes-. Les siguen los plátanos (Platanus acerifolia) con un 11% del total del arbolado.

Las tipas, los arces, los olmos y el jacarandá vienen detrás, pero en proporciones bastante menores a los anteriores. Existe menor cantidad de catalpas, libirapitáes, timboes (también conocido como “oreja de negro”), parasoles de la China, castaños de la India, lapachos, eucaliptos, cipreses calvos, palmeras, pinos y casuarinas.

Mantenimiento y plantaciones

El mantenimiento y conservación de estos 210.000 ejemplares se realiza directamente a través de la Unidad de Áreas Verdes, de los Servicios Centros Comunales Zonales o mediante contrato con privados.

El promedio de plantaciones que se realiza por año es de 5.000 ejemplares, a través de cuadrillas municipales pertenecientes a los Servicios Centros Comunales Zonales, comisiones vecinales y empresas contratadas para tales fines.

Los viveros municipales y –eventualmente– la adquisición a empresas privadas, contemplan las necesidades de arbolado y ejemplares verdes para este mantenimiento.

Existe también un “semillero” municipal, encargado de la recolección de 800 kg de semillas por año, a partir de 77 especies de árboles y arbustos diferentes. Estas semillas se emplean en la producción de los viveros municipales, con destino a Montevideo y para abastecer otras Intendencias y organismos públicos del interior.

Viveros en Montevideo

Vivero parque Rivera

Con una superficie cercana a las 4 hectáreas, es el responsable de la producción anual de unos 1.500 ejemplares de árboles y 450 arbustos de tamaño adecuado para la plantación en las calles y espacios verdes de la ciudad.

Vivero Pantanoso

La superficie productiva del vivero es cercana a las 12 hectáreas. Es responsable de la producción anual de unos 3.500 árboles y 800 arbustos de tamaño adecuado para la plantación en espacios públicos de la ciudad.

Rosaleda

Vivero especializado en la producción de rosas con el fin de mantener actualizado el stock de variedades antiguas existentes en la Rosaleda del Prado, manteniendo las características varietales de los ejemplares importados de Francia a comienzo del siglo pasado.

-