Última actualización: 10.08.2011 - 16:30
Montevideo es el departamento más pequeño del país, pero es el asiento de la capital, donde vive alrededor de la mitad de la población y se genera más del 60% de la producción nacional.

Montevideo tiene valores destacados, en atributos naturales y en elementos construidos. Pero también tiene problemas. Son algunos de ellos: la creciente segregación social, la expansión desordenada de la ciudad, la subutilización de zonas urbanas bien servidas, los conflictos entre distintos usos del suelo (industria, servicios, agro, residencia), dificultades en el transporte de personas y cargas, deterioro del patrimonio construido y natural.

El gobierno de Montevideo se ha propuesto trabajar para combatir estos problemas, y una de las formas de hacerlo es ordenando el territorio. Para ello, sumando esfuerzos de la Universidad de la República y de la propia Intendencia, consultando a la población, se elaboró un Plan de Ordenamiento Territorial, que preferimos llamar Plan Montevideo, para poner en orden la casa.

Los principales lineamientos estratégicos del Plan son: considerar que Montevideo forma parte de una región más amplia, el Área Metropolitana; procurar el reequilibrio social y urbano; servir de soporte e impulso a las actividades económicas; apuntar a la preservación y la conformación urbana y territorial.

En septiembre de 1998 la Junta Departamental de Montevideo lo aprobó por amplia mayoría y entró a regir en diciembre de ese mismo año.

El Plan Montevideo no es la solución de todos los problemas, pero quiere ser una herramienta para que los montevideanos -y los uruguayos todos- tengamos un departamento donde se viva mejor.
Suelo rural, urbano y suburbano o potencialmente urbanizable

El Plan Montevideo divide el territorio del departamento en tres grandes categorías:

Suelo Rural: el campo de Montevideo, en su mayor parte dedicado a la producción agrícola pero que también abarca zonas de valor ecológico destacado, áreas de uso turístico recreativo y también zonas donde podrán localizarse actividades industriales y de servicios.

Suelo Urbano: es donde hoy se desarrolla la ciudad, incluyendo zonas que aún no están construidas pero que cuentan en el horizonte del Plan con los servicios urbanos adecuados.

Suelo Suburbano o Potencialmente Urbanizable: son en general zonas que hoy son campo, pero que podrán incorporarse a la ciudad en base a un plan previamente elaborado que establezca las pautas para su desarrollo urbano y prevea la forma en que se le brindarán los servicios necesarios, de manera de crear nuevos barrios donde se pueda vivir bien.

Zonificación del suelo rural

El Plan establece cuatro áreas dentro del Suelo Rural, atendiendo a sus características, a su potencial y a su uso actual. Para cada una de estas áreas se establece un Régimen General en materia de fraccionabilidad (las dimensiones de los predios); edificabilidad (área edificable, retiros, alturas); y usos preferentes.

El Área Agrícola se define según su aptitud y/o uso actual agrícola. Se propone la protección y promoción del uso agrícola, restringiendo las actividades que resulten incompatibles.

El Área Ecológica Significativa se establece de acuerdo a la existencia de valores ecológicos destacados. Se procura su preservación, adecuando los usos a aquellos compatibles con ese objetivo (investigación, educación, recreación, turismo).

El Área de la Costa Oeste se define por sus valores naturales y su fragilidad. Se propone la preservación de sus valores ecológicos y paisajísticos, procurando usos armónicos con esos fines.

El Área de Usos Mixtos se establece según su proximidad al Suelo Urbano o Suburbano, su accesibilidad y la existencia de grandes porciones donde la actividad agrícola está en marcado deterioro. Se propone la localización de industrias y servicios (depósito de contenedores, madera y otras cargas), establecimientos deportivos, recreativos y turísticos, siempre que se hagan de modo que resulten compatibles con la actividad agrícola que podrá continuar ocupando partes importantes del Área.

En todo el Suelo Rural el tamaño máximo en que pueden subdividirse los predios es de tres hectáreas. En el Área Ecológica Significativa no se admiten construcciones. En las otras, las edificaciones no pueden ocupar más del 5% del total del área del predio (con un máximo absoluto de 3000 metros cuadrados) y, salvo excepciones, no pueden superarse alturas de 7 metros.
Las áreas protegidas en el suelo rural

El Suelo Rural de Montevideo posee áreas que tienen valores muy destacados, ya sea por su uso y/o potencial agrícola, o por representar ambientes naturales poco modificados con atributos ecológicos y paisajísticos significativos. Estas áreas representan un patrimonio del departamento que el Plan pretende proteger.

Se definen entonces Áreas de Preservación del Patrimonio Natural (que abarcan el Área Ecológica Significativa y de la Costa Oeste), que junto con el Área Agrícola quedan bajo la jurisdicción de la Comisión Especial Permanente de Montevideo Rural. Se da así continuidad a una política iniciada con el Decreto 26.986, aprobado por la Junta Departamental con carácter urgente en 1995.

Todas las iniciativas en estas áreas deberán adecuarse a los objetivos de cuidado de sus valores agrícolas y/o ecológicos, debiendo previamente someterse para su consideración a la Comisión Especial Permanente de Montevideo Rural.

-