Última actualización: 14.06.2010 - 15:44
El 17 de diciembre de 1912 fue creada La Rosaleda, o Rosedal, que en aquel entonces se llamó Rosarium, obra del experto paisajista francés Charles Racine, mientras que la arquitectura le correspondió a Eugenio Baroffio, activo creador de otras obras de la zona.

El Rosedal

El Rosedal está localizado en el corazón del Prado, rodeado por las avenidas Agraciada, Lucas Obes, Joaquín Suárez, Luis Alberto de Herrera y las calles Castro y José María Reyes.

Los 12.000 rosales fueron importados de Francia, en 1910. El Rosedal está formado por cuatro grandes pérgolas de 60 metros de longitud, coronadas por ocho cúpulas al estilo art nouveau, en las que crecen las rosas Banksias originarias de la China. Estas son las primeras en florecer, anunciando la primavera.

El centro está engalanado por una fuente de bronce, rodeada de 20 columnas en las cuales se encuentran rosales antiguos de magnífico porte y exóticas especies, como la Alberic Barbier de un blanco marfil, la Louis Philippe, roja muy noble, que florece todo el año, y la Lady Hillingdon, de color amarillo.

De esta fuente se desprenden, como rayos, ocho caminos, que invitan al paseo, descubriendo las más de 300 variedades de rosas antiguas y modernas que allí colorean el paisaje.

Los rosales, que se reproducen en amplios espacios y forman coloridos paisajes combinados con aromos, tienen su apogeo de floración en primavera, por más que hay varias especies que perduran floreciendo en otras estaciones del año.

Los parques, espacios públicos y jardines visten diferentes variedades de rosas, así como son variados los colores y tamaños de las especies. Están catalogadas más de 30.000 variedades de rosas a nivel mundial.

La clasificación de las rosas o rosales suele hacerse en tres grupos: especies silvestres de rosas, las que existen en la naturaleza; rosales antiguos, que son las variedades de rosas anteriores a 1867; y rosales modernos, que son las variedades de rosas posteriores a 1867. Los rosales silvestres son las especies que crecen en la naturaleza; de ellas descienden todas las demás rosas.

-