Planetario

21.01.2019
 
Planetario
 
El planetario de Montevideo fue el primero de Iberoamérica. Recibe a más de 150.000 personas al año en sus distintas propuestas, lo visitan más de 500 escuelas y 100 liceos anualmente. Realiza más de 1.000 funciones entre febrero y noviembre. Se dictan cursos y conferencias en distintos horarios, dirigidos a diverso público. Asiduamente se realizan jornadas de observación astronómica, diurna o nocturna, muchas de las cuales cuentan con la colaboración honoraria de astrónomos aficionados.

El instrumento planetario, un Spitz modelo B, fue instalado un año antes en la sala principal, llamada Galileo Galilei, con una bóveda de 18 metros de diámetro y capacidad para 250 localidades. El proyector Spitz es actualmente el más antiguo del mundo en funcionamiento. Al instrumento planetario se le sumó una serie de instrumentos de proyección auxiliares (cañones de video, proyectores de efectos especiales, equipamiento de audio, entre otro insumos), donados por el gobierno del Japón.

Dentro del Planetario está instalada la sede de la Asociación de Aficionados a la Astronomía, entidad que cuenta con un observatorio dentro del predio de la institución. En el subsuelo del  Planetario funciona “Ciencia Viva”, un museo activo de ciencia, que abre sus instalaciones entre mayo y noviembre.

Más de medio siglo de permanencia en la divulgación científica y de la Astronomía en particular , posicionan al Planetario como un referente en esta disciplina. Varias generaciones han pasado durante su edad escolar por la institución, transformando al Planetario en protagonista de la memoria colectiva.

Todas las actividades del Planetario son gratuitas.

Pese a esta obligatoria parada, el Planetario de Montevideo sigue realizando actividades de divulgación, que oportunamente vamos anunciando y que prretenden llevar nuestra propuesta de divulgación científica a los barrios de nuestra ciudad e interior.

Aviso importante

Durante 2018 y el primer semestre de 2019, el Planetario de Montevideo está abocado a una profunda renovación que lo pondrá en los primeros sitiales del mundo, dada la tecnología de proyección que se instalará. Durante este periodo se encontrará cerrado al público.

Historia

Poco tiempo después de asumir como intendente de Montevideo en febrero de 1948, Germán Barbato remitió a la Junta Departamental de Montevideo el Plan Sexenal de obras. En su tercera etapa, correspondiente al año 1950, se proyectó el “Edificio e instalación del Museo Municipal de Ciencias en el Parque Pereyra Rosell”. El Planetario Municipal Agrimensor Germán Barbato es justamente fruto de ese proyecto inicial, mucho más ambicioso.

Inaugurado en 1955, fue el primero en Iberoamérica y uno de los primeros del mundo en instalarse después de la Segunda Guerra Mundial. Fue durante sus inicios un referente continental y reflejó la inquietud de un grupo de personas vinculadas a la astronomía, en primer lugar el doctor Félix Cernuschi, fundador del Departamento de Astronomía de la vieja Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad de la República, con un importante número de aficionados a esta ciencia, que poco tiempo antes habían fundado la Asociación de Aficionados a la Astronomía; y además participó el propio Agr. Germán Barbato, quien no sólo era Intendente de Montevideo en todo ese período, sino docente de Cosmografía en Educación Secundaria y un connotado aficionado a la Astronomía.

La construcción del Planetario de Montevideo concitó el interés internacional, como lo muestra la publicación Sky & Telescope, que le dedicó la tapa del número 9, Vol. XIII, de julio de 1954, y un artículo en páginas centrales.

La misma inauguración del planetario mostró que el público montevideano aguardaba con gran expectativa su instalación en la ciudad.

Nigel Wolf, primer director del Planetario de Montevideo, afirmó en esos días: “El extremo entusiasmo que está mostrando Montevideo por su planetario es arrollador. El gran interés por la ciencia y la cultura en esta ciudad ya había anticipado éxito para el planetario, ¡pero no ciertamente al punto de necesitar escuadrones de Policía montada para controlar a la multitud demandando su admisión! La reacción pública prueba que este novísimo planetario debe ser también el más popular del mundo”.

La sala principal, Galileo Galiei, cuenta con una bóveda de 18 metros de diámetro y capacidad para 250 localidades. Allí está instalado el instrumento planetario Spitz, modelo B, único en su estilo aún en funcionamiento. A él se suma una serie de instrumentos de proyección auxiliares de última generación (cañones de video, proyectores de efectos especiales, equipamiento de audio, etcétera), donados por el gobierno de Japón.

Biblioteca

El planetario cuenta con una de las bibliotecas más completas del país en temas del espacio y de profundización, tanto a nivel escolar como liceal. Se ofrecen diversos servicios, como préstamo en sala o a domicilio (previa afiliación, requiriendo: cédula de identidad, certificado de estudio y certificado domiciliario), fotocopiado, bibliografías y fotocopiado al interior.

Dirección: 
Av. Rivera 3275
Dependencia responsable: 
Av. Gral. Rivera 3275
1950 8550
planetario@correo.imm.gub.uy
Cerrado temporalmente por reformas
Compartir esta página
Asistente Virtual
X
Clara