Calidad del aire

Montevideo tiene –en líneas generales– una buena calidad de aire. La predominancia de vientos, el suave relieve donde no destacan accidentes topográficos de importancia y la cercanía del Río de la Plata proveen una situación favorable para la dispersión natural de posibles contaminantes.

La calidad del aire de una ciudad se ve presionada constantemente por las numerosas actividades que en ella se desarrollan. Estas incluyen la quema de combustible para el transporte y la industria; el uso de leña tanto en el área comercial como residencial para la calefacción y cocción de alimentos, la generación de energía eléctrica a partir de centrales térmicas y quema de residuos a cielo abierto, entre otras.

Es evidente que todas estas actividades conviven en Montevideo y son responsables de que se emitan continuamente gases y partículas con potencial impacto en la calidad del aire. Por tanto, es posible que, en algunas oportunidades, la capacidad depuradora natural no sea suficiente y en algunas zonas de la ciudad se observe mayor concentración de contaminantes, lo que eventualmente podría hacer que la calidad de aire fuera inadecuada.

Por esta situación resulta imprescindible que la Intendencia de Montevideo mantenga el monitoreo y evaluación de la calidad de aire en forma continua, una tarea que realiza a través de la Unidad Calidad de Aire del Servicio de Evaluación de la Calidad y Control Ambiental.

Para desarrollar este cometido se ha implementado un programa de monitoreo de calidad del aire, que incluye una Red de Monitoreo que comenzó a operar en 2005. Esta red está configurada para cumplir con dos objetivos:

  • Conocer la calidad del aire de base de Montevideo. Para este objetivo, la Red de Monitoreo opera con estaciones que permiten evaluar la concentración de material particulado en diversas fracciones y de gases que habitualmente se encuentran en ambientes urbanos (dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno). Las estaciones de monitoreo están ubicadas en sitios fijos que permiten caracterizar la calidad de base de la ciudad. Las estaciones que corresponden a esta Red de Monitoreo de Base son las ubicadas en Ciudad Vieja (E1), Tres Cruces (E5), Curva de Maroñas (E6), Portones de Carrasco (E7) y Colón (E8) .
  • Vigilancia de fuentes significativas. Para este objetivo las estaciones se colocan en las cercanías de las fuentes de emisiones identificadas como significativas o potencialmente contaminantes. De esta forma, se determina la calidad del aire de la zona específica de influencia. El objetivo de estas estaciones es conocer el impacto en la calidad del aire como resultado del funcionamiento de las fuentes emisoras más importantes. En la Red de Montevideo, estas estaciones corresponden a las ubicadas en La Teja, La Tablada , Palacio Legislativo y Bella Vista.